Iago Eireos

No soy fotógrafo, soy un artista visual, inquieto, inconformista / A los 14 años mi padre me prestó su Nikon FM, poco después me compré una Nikon fm3 de segunda mano con un 50 mm f.1.4, una maravilla de cámara, aún la uso la uso en ocasiones / La fotografía me sirve como herramienta, es un recurso constante que mantengo presente tanto en proyectos pictóricos como en murales o instalaciones / La fotografía me sirve para experimentar y combinar con diversos lenguajes para encontrar un código personal / Soy un cazador de mensajes, muy preocupado por la estética, la plasticidad, el acabado, la presentación expositiva y la calidad de la imagen / Cada proyecto nace de un discurso teórico que abre varios frentes. Cuando los he ordenado, busco la respuesta visual / Me encanta lo analógico, me fascina. Lo digital ni siquiera juega en su misma categoría. Uso photoshop a mi pesar / Tengo muchos referentes, y no todos son fotógrafos. Me gustan Joel Peter Witkin, Ed Ruscha, Darío Villalba, Gerard Richter o Louise Bourgeois / Soy muy tenaz, tengo proyectos de larga duración y al mismo tiempo que la obra va creciendo obtengo nuevas direcciones.